Lo que te dije sin palabras nunca conocerá el silencio, nunca será borrado. Estas son las cosas que nunca te dije para que jamás las olvidaras.

  • No es ya roca
  • Palabra clara, te pido
  • Lluvia de abril
  • Me faltas
  • Hoy, Neruda
  • Miradas
  • Medio lleno
  • Callado verso nuestro
  • Escrito en la pared
  • Cuento etéreo
  • Cisne
  • ...
  • No es ya roca

    Clavó su paso al ver tu figura,
    contuvo el aliento al oír tu risa
    y no hubo más latir mecánico
    para un corazón de roca viva.
    Restallaba la piedra en el fuego amigo,
    amansaba sus formas en el discurrir del río,
    pero hoy maldice el correr del tiempo de ti vacío
    y encuentra en el calor de tu mirada abrigo.
    Escrito sobre la noche
    con la tinta de tu recuerdo
    queda quieto el pulso último
    del órgano y su rumbo eterno.

    - B. Guillesi

    Palabra clara, te pido

    Palabra clara de sincero, sencillo filo,
    talla el mensaje torpe, busca su forma esquiva,
    pule sus letras hasta el hueso de su sentido.
    Mas si por ti sólo hermoso ruido llega,
    si al trasluz, hueco nuestro poema queda:
    sé silencio, y callada, mi alma entrega.

    - B. Guillesi

    Lluvia de abril

    Leve, rítmica, cadencial lluvia,
    elegante haz de noche fina,
    teje el manto azul de frío y magia
    que abrace a quien por ella suspira.

    "Te invito a vos, estrella muda
    que en el cielo tu vista apartas,
    a alumbrar por ti mi canto oscuro
    y cesar así el sangrar de mi alma."

    Cortina de paz, quietud nublada,
    verted sobre este vuestro amigo
    el agua de mil mares que oculten
    la línea entre lágrima y rocío.

    - B. Guillesi

    Me faltas

    Preguntas qué me pasa y me faltan las palabras,
    porque mi mente no es mia, mi aliento no es mio,
    no es ya mio el pensamiento perdido en tu mirada.
    Me falta el sabor de tu nombre en cada palabra.

    - B. Guillesi

    Hoy, Neruda

    [...] Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
    Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
    Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
    Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

    - P. Neruda

    Miradas

    Mirar. Ser mirado.
    Sonreír, imaginar, insinuar, jugar, susurrar, nombrar, abrazar, oler, tentar, desear, acelerar, desnudar, acariciar, besar, gemir, tocar, transpirar, ansiar, rozar, morder, lamer, saborear, palpitar, descontrolar, agarrar, tomar, suplicar, complacer, fundir, amar, gozar, gritar, extenuar, agotar, desfallecer, caer, arropar, suspirar, yacer...
    Mirar. Ser mirado.

    - B. Guillesi

    Medio lleno

    En mi mano un corazón por vaso
    con el que mido el tiempo en este bar,
    lo mantengo de esperanza a medias
    por si esta noche decides llegar.
    El primer licor de tu sonrisa
    frenado con hielo de decepción,
    me mantiene el vaso frío, quieto,
    sobre la barra fija de la razón.
    Camarero, hielo en este vaso,
    necesito una larga noche hoy,
    sabiendo que no vendrás, creyendo,
    que en el fondo el vaso lo bebo yo.

    - B. Guillesi

    Callado verso nuestro

    Como espera el lienzo al artista,
    como anhela nubes el cielo claro,
    así aguardo yo una palabra
    como aquel Neruda enamorado.

    Toma sus sílabas, e inspira hondo,
    dibuja en lo más oscuro las líneas de mi cara,
    deja que trace en tu piel las palabras
    que nos hagan poema y nos vuelen el alma.

    Desliza suavemente el verso nuestro,
    una palabra entonces, una sonrisa bastan,
    el susurro de este escrito entre dientes,
    y tornará estruendo lo que ahora calla.

    - B. Guillesi

    Escrito en la pared

    Verso de muro, verdad de ladrillo,
    frente a tu puerta, poema estarcido.
    Castigado por la lluvia y el humo,
    alza su voz a peatón y camino.

    Rima fácil, medida libre,
    vida corta y mérito esquivo,
    el ritmo urbano dicta tu hora
    sentenciando alma y contenido.

    Fugaz destino el del verso callejero,
    criatura y víctima de un spray certero.

    - B. Guillesi

    Cuento etéreo

    Hoy me ha contado el viento
    intranquilo de la mañana
    que al pasar por tu boca,
    de camino a la ventana,
    anoche oyó nacer las frases
    que grabaste en mi alma.
    Sumido en torbellino
    suplicaba por su calma
    que lo pronunciase con voz grave,
    para olvidarlas.
    Seguro de no poder calmarlo,
    le di quien le acompañara.
    Quién pudiera ser así
    que un suspiro serenara,
    tan etéreo que tus labios,
    no consuman en llamas.

    - B. Guillesi

    Cisne

    Con sereno antifaz de ébano,
    oculta entre sus amplias alas,
    se halla la noche clara y limpia
    dibujada en tu espalda estelada.
    El cisne que mi lago cruza
    guarda en secreto tu ternura
    junto los suspiros de mi alma,
    bajo las aguas más profundas.

    - B. Guillesi